¿Qué tejado y cubierta debo elegir para mi hogar?

¿Qué tejado y cubierta debo elegir para mi hogar?

¿Qué tejado y cubierta debo elegir para mi hogar?

Aunque no se puede empezar a construir una casa por el tejado, bien es cierto que se trata de un elemento fundamental pues protege el interior de las inclemencias externas. Por ello, es importante saber qué tejado y cubierta debes elegir para tu hogar; conocer las distintas variedades y las ventajas de sus cubiertas para seleccionar las más adecuadas teniendo en cuenta la localización, presupuesto, función y las condiciones meteorológicas.

Tipos de tejado

Planos

Son aquellos con una pendiente muy sutil, 3% o menos. Se emplean en zonas con clima cálido. Es recomendable impermeabilizarlos para prevenir filtraciones o goteras.

Inclinados

Tienen una pendiente superior al 10%. Se componen de dos o más planos inclinados que reciben el nombre de faldones. Se subdividen en:

  • A un agua

Como su propio nombre indica solo tiene una caída, por lo tanto un lateral está más elevado que el resto. Esto evita que se produzcan acumulaciones de agua.

  • A dos aguas

Consta de dos vertientes que se unen en su punto intermedio, más elevado. Esto permite que la lluvia se reparta mejor y no dañe la cubierta. Por este motivo, son los más adecuados para zonas montañosas o muy húmedas. Son fáciles de construir y no requieren una gran inversión económica.

A cuatro aguas

Es una modificación del anterior pero con cuatro caídas unidas por el medio con piezas especiales, denominadas limas, que suelen ser de un material distinto. Es muy popular y  permite muchos matices de diseño

De pabellón

Cubre un espacio poligonal y consta de tantas vertientes triangulares como lados tiene su base. Estas se unen en su lado superior dando lugar a un vértice muy pronunciado. 

Amansardado

Formado por dos faldones, el inferior mucho más inclinado que el superior. Permite un mejor aprovechamiento del espacio interior. Es un diseño visualmente atractivo.

Tipos de cubiertas

Tipos de cubiertas - OTM Sistemas

Verdes

Solo adecuadas para tejados planos. Compuestas por tierra y vegetación. Su principal ventaja es su valor medioambiental. Son  muy decorativas pero, su mantenimiento requiere mucho tiempo.

Inundadas

Similares a las anteriores pero en lugar de vegetación tienen agua. Recomendables para lugares con mucha diferencia térmica entre la noche y el día. El inconveniente es que pueden darse filtraciones a las partes inferiores.

Transitables

También denominadas azoteas, por ellas se puede circular. La ventaja es que tienen una gran capa de protección que impide en mayor medida las filtraciones.

De asfalto

Unas de las más empleadas por su bajo coste. Sin embargo, su vida útil es muy reducida, en torno a 20 o 30 años.

De cerámica

Muy típicas en España. A pesar de ser más duraderas, son caras y difíciles de instalar. Su peso las hace poco recomendables para viviendas de madera. Sin embargo, existen paneles de metal, más económicos y de instalación más sencilla, con la apariencia de este tipo de cubiertas.

De madera

Más estéticas y con una vida útil más extensa. No suelen utilizarse en viviendas habituales porque precisan un mantenimiento mayor.

De pizarra

Recomendables en zonas con muchas precipitaciones por su bajo índice de absorción de agua. Son muy duraderas pero su peso supone una gran carga que obliga a reforzar el techo. 

Metálicas

Adecuadas para tejados planos e inclinados. Pueden estar constituidas por tejas o paneles. Son relativamente baratas y su instalación es muy sencilla ya que puede colocarse sobre la cubierta ya existente.

Otra de sus ventajas es su versatilidad pues existen muchos diseños que dan lugar a un amplio abanico de acabados. Su mantenimiento también es muy fácil y su vida útil prolongada porque tienen una gran resistencia a los agentes externos.

Con este tipo de cubiertas no tendrás problemas de moho o corrosiones y suponen un gran aislamiento climático. Además, son muy ligeras y con ellas se optimiza al máximo el espacio pues las vigas y soportes ocupan muy poco.

Los distintos metales que pueden usarse son: zinc, acero, aluminio y cobre. La más recomendada por los expertos es la de zinc. 

Sistemas de cubiertas y fachadas

En el anterior artículo analizamos los motivos para canalizar el agua en un techo plano.